Custodia compartida

No renuncie a su derecho a tener consigo a sus hijos por motivo de un divorcio o una separación. La custodia compartida es un derecho de los padres y madres porque es un derecho de los hijos menores de convivir con ambos de una manera equitativa.

Si ambos progenitores (padre y madre) viven en la misma localidad, a una distancia prudente y ambos tienen posibilidades horarias de cuidar a sus hijos, pueden optar por una custodia compartida que beneficiará la relación entre hijos y padres y entre excónyuges.

 

Para no perder posibilidades de optar por una custodia compartida, les recomendamos no tardar en tramitar su divorcio si ya ha optado por vivir separado de su cónyuge e hijos. Si ya lo ha hecho pero se relaciona con ellos de una forma amplia, intente a través de amigos, vecinos o terceras personas poder acreditar esa relación o convivencia.

Consúltenos y defenderemos sus intereses.